La biblioteca perdida de Iván el Terrible

el-libro-antiguo

Fue uno de los gobernantes más temidos de la historia, Iván el Terrible, el primer zar de toda la Rusia. Fue un torturador, asesino y violador, sin duda un psicópata. Pero según la leyenda el despiadado tirano tenía un secreto, una biblioteca con libros de valor incalculable, escondida en un laberinto bajo el Kremlin en Moscú. La biblioteca de Iván el Terrible es uno de los mayores mitos subterráneos. La mística biblioteca contenía las mayores obras  perdidas de la literatura antigua.

La leyenda de la biblioteca de Iván el Terrible comenzó lejos de Rusia en la Constantinopla del siglo 15. La capital del imperio Bizantino era deslumbrante centro de la cultura Europea. Era el motor que impulsaba la Europa Cristiana. Era un mundo en la que primaba la erudición y aprendizaje. Uno de los mayores tesoros de la ciudad era su magnífica biblioteca que contenía inestimables obras maestras de la literatura griega y  romana. Según la leyenda estaban encuadernados con oro. En aquellos días los libros eran extremadamente valiosos. Los libros suelen tener joyas incrustadas o estar finamente decorados. Eran objetos de enorme belleza así como de erudición. Pero en 1453 el imperio cayó ante los invasores musulmanes. Fue un momento devastador. Las iglesias eran convertidas en las mezquitas, los libros desaparecieran, las joyas eran sacados, hombres y mujeres fueron hechas esclavos. Es una historia muy difícil y dolorosa.

Para escapar de la agonizante ciudad la sobrina del imperador Sofía Paleóloga fue entregada en matrimonio   un príncipe ruso. Según la leyenda 800 valiosos libros viajaron con ella hasta Moscú. Sí los libros que Sofía llevó consigo fueron descubiertos ahora probablemente triplicarían el volumen de literatura griega y romana que tenemos disponible.

Pero fue el nieto de Sofía el que creó la leyenda de la biblioteca. En 1547 Iván el Terrible se convirtió en zar de Rusia. Era un tirano, dictador y se dedicaba a extrañas formas de tortura. Solo reía mientras presenciaba torturas. Por ejemplo hacia despellejaran a las personas vivas. Las metían en agua hirviendo y luego en agua helada para poder arrancarles la piel entera. Pero a pesar de su crueldad Iván era un hombre culto y sofisticado. Era una persona hambriento de conocimiento, un hombre adelantado a su tiempo, poliglota y erudito, poeta, músico, teólogo, filosofó y fundó la primera imprenta de Rusia.

Según la leyenda Iván tomó extremas medidas para salvar su valiosa biblioteca. La escondió bajo el Kremlin. En un laberinto de túneles creados al secarse los ríos subterráneos de Moscú. La ubicación secreta de la biblioteca solo la conocían unas cuantas personas de confianza. Pero el reinado de Iván desembocó en paranoia. Nadie estaba a salvo ni si quiera su propia familia. Según la leyenda Iván mató a cualquiera que conociera a la localización secreta de la biblioteca incluso asesinó a su hijo. Finalmente el propio Iván murió durante una partida de ajedrez y se llevó su mayor secreto a la tumba. Y según parece allí se acababa la historia. Todos los que conocían la biblioteca y los sitios donde podría estar escondida estaban muertos.

En el siglo 20 no habían pruebas de que la biblioteca hubiera existido. La mayoría de los académicos rusos creían que era una leyenda y nada más. Pero habían unos arqueólogos quien intentaron buscar la biblioteca de Iván Terrible pero hasta ahora no han encontrado nada. Ahora existen 60 teorías sobre la ubicación de la biblioteca. Su ubicación puede estar en diferentes lugares; en el Kremlin, en la Casa de Pashkov, en Kolomenskoe, en Alexandrov, en Vologda o en el monasterio Kirilo-Beloserskiy (cerca de Tver). Se dicen que todos los investigadores que estaban cerca de encontrar la biblioteca se quedaron ciegos.

Conocer más detalles sobre la biblioteca misteriosa de Ivan el Terrible puede en nuestro Free tour Moscu en español en Plaza Roja, Kremlin y la catedral de Cristo Redentor

3 thoughts on “La biblioteca perdida de Iván el Terrible

  1. El año pasado Mayo 2016.
    Realize el tours gratis de la plaza roja.
    con Marina, una chica rusa , muy educada y con conocimientos Bastos.
    Con muy buen español.
    Ese mismo día al terminar el tours, de inmediato comenzamos el del Metro en Moscú , con Juan, quien dé igual forma, fue estupendo.
    Este mes de Mayo del año presente , espero volver nuevamente a Moscú esperando volver a tomar otros tours, con ellos mismos. Mil gracias

  2. La idea de una biblioteca perdida es tentadora, alienta la especulacion y la imaginacion del conocimiento que podria proporcionar a la persona que lo encuentre.

Deje su comentario sin registrarse

Su email será publicado. Required fields are marked *