El secreto del meteorito de Tunguska en Rusia

Meteorito de Tunguska en Rusia

Fue la mayor explosión que se haya producido en el planeta Tierra. En toda la historia de la civilización, un bombazo que devastó la gélida Siberia. Fue una destrucción igualada a mil bombas atómicas  que lo destruyó todo a su paso. Esta gigantesca catástrofe sigue siendo uno de los misterios más terroríficos y más calurosamente debatidos. Ahora la NASA y otras organizaciones luchan para evitar que la próxima gran explosión desencadene en Armagedón. Estamos hablando de la caída del meteorito de Tunguska en Rusia…

Apocalipsis en Siberia

30 de junio de 1908 a las siete y cuarto de la mañana la Siberia central cambió del invierno un completo deshielo. De repente sin previo aviso un objeto cegador atraviesó el cielo a una velocidad sobrenatural dejando una estela de humo de 800 kilómetros. Ocho segundos después la columna de fuego de repente parte el cielo en dos al explotar violentamente sobre el bosque ruso el Tunguska, que está a 500 km del lago Baikal. Fue el meteorito de Tunguska en Rusia.

Una nube oscura de polvo y tierra cubrió inmediatamente el aire y una potente onda expansiva arrasó el paisaje circundante en forma de ola de aire caliente a una temperatura de casi 25 mil grados centígrados que abrasó 2150 kilómetros cuadrados de bosque. Una extensión mayor que la isla Tenerife. Los arboles quedaron arrasados y  quemados. El sonido de la explosión retumbó a más de mil kilómetros de distancia. El suceso de Tunguska provocó un terremoto de alrededor del 5.5 escala Richter, algo bastante significativo.

La explosión hizo saltar las alarmas en todo el mundo. La explosión fue tan potente que en los centros urbanos tan lejanos como Londres se vivió una experiencia muy peculiar, el inexplicable fenómeno, las llamadas noches claras. La noche se convirtió en día y el cielo permaneció claro 24 horas. Después hubo noches claras durante varias semanas. Las noches eran tan claras que se podía leer el periódico a medianoche y sacar fotografías.

Si una bola de fuego como esa cayera hoy sobre Madrid, Barcelona, Buenos Aires o Moscú, arrasaría completamente la ciudad y un objeto mayor podría destruir la civilización. La causa exacta del fuego apocalíptico que se produjo en el cielo de Siberia central sigue sin conocerse. Después de 100 años las investigaciones la explosión de  Tunguska sigue siendo uno de los mayores y más inquietantes misterios científicos de todos los tiempos.

Versiones sobre “el meteoro de Tunguska”

Las investigaciones del caso en Tunguska siguen ya más que un siglo. Pero no hay una única teoría solida sobre la “caída del meteoro”. Podemos encontrar más de 120 publicaciones y teorías sobre este caso. Ahora todas las versiones las podemos dividir en 24 categorías.  Aquí hay algunas de las más interesantes:

  • La llegada del dios Agda o el comienzo del santo advenimiento. Esta teoría era la primera y fue de los evencos – el pueblo nativo de esta zona de Siberia.
  • La colisión de la Tierra con una nube de polvo espacial
  • La colisión con un cometa. Esta hipótesis explica porque en el lugar de catástrofe aparecían ilusiones ópticas antes y después de explosión
  • La caída de un meteoro de piedra
  • La explosión de una nave espacial. Esta teoría es muy popular entre ufólogos de diferentes países.
  • La explosión de antisubstancia
  • Los experimentos de Nikola Tesla. Hasta ahora existe la teoría que este científico en el momento de fenómeno en Siberia hizo sus experimentos con transportación de la energía eléctrica a larga distancia.
  • La colisión de la Tierra y microagujero negro. Los científicos piensan que microagujero atravesó nuestro planeta de Siberia a la parte central del océano Atlántico.
  • La caída de un asteroide del grupo Apollo.
  • Un rayo en bola enorme

La teoría moderna de los científicos italianos

Los investigadores italianos bajo el mando del profesor de Universidad de Bolonia Luca Gasperini piensan que ellos han encontrado el lugar de la caída del objeto enorme en Taiga de Siberia (el bosque de Siberia). Se aclaró que en el lugar de la caída actualmente está el lago Chaco en el rio Kimchu que está solo a  8 km del epicentro de la explosión. Este lago tiene la forma de un círculo ideal y tiene profundidad de 50 metros, su fondo tiene la forma de cono. De palabras de los científicos la morfología del lago es única y no se puede explicar con razones de erosión u otras causas naturales. En 2008 los italianos hicieron investigaciones del fondo del lago y usaron diferentes métodos. Durante de su trabajo también fue construido el modelo del lago y fueron hechos algunos análisis del terreno de Chaco.

Todos los datos concluyeron que la edad del lago no es más de 100 años que coincide con la hipótesis que el lago surgió por la caída de un objeto extraterrenal en 1908. En el 2012 apareció más información que los investigadores encontraron un trozo de piedra de casi 20 metros de medida en el fondo del lago pero hasta ahora esta información no ha recibido una confirmación oficial.

Así que hasta ahora no sabemos exactamente que pasó en Tunguska en Siberia en 1908.

Deje su comentario sin registrarse

Su email será publicado. Required fields are marked *