Uno de los grandes reclamos turísticos de la capital rusa es sin lugar a dudas el Kremlin.  Situado justo al lado de la plaza roja y bordeado por el rió que da nombre a la ciudad. Fue lugar de residencia de Zares, Príncipes, Emperadores e incluso los metropolitanos y Patriarcas Ortodoxos del país. Y el