Ir a la tienda y encontrarse en un museo es muy típico de la vida de la capital y algo a lo que los moscovitas ya están acostumbrados ya que es parte de su estilo de vida. En Moscú cada edificio, es un monumento a la historia y la arquitectura y la zona del patio